Salasakas

 
 
 
 

En la plaza central de la comunidad Salasaka, ubicada a 14 kilómetros de Ambato (provincia de Tungurahua), los niños corren y juegan con sacos de lana de alpaca, llevan los pesados costales a sus madres. Ellas están sentadas en círculo, hilvanan el vellón sin siquiera mirarlo. El pueblo se llena de tapices, ponchos, gorras y bufandas los días martes y sábados; el resto de la semana, los telares y las manos no dejan de trabajar.

 Los tapices están colgados a lo largo de la plaza, muestran figuras de personas y animales andinos, situaciones cotidianas y representaciones de montañas, el sol y la luna. Estos cuadros están construidos con lana de borrego, que provee tanto elasticidad como resistencia, y que ha sido tinturada con semillas y hojas.

En cada vivienda de la población, los telares resuenan mientras los niños y adolescentes guían a borregos y alpacas a través de los verdes campos montañosos que tienen como telón el Carihuayrazo. Las niñas corren a la cordillera para recolectar plantas como la cochinilla y el kulki que sirven de tinte para la lana, en grandes ollas el agua hierve para preparar la tintura.

Es temprano en la mañana y una de las mujeres salasacas que hilvana un pedazo de nube, cubre la lana con un pedazo de tela para que no se ensucie. El frío de la montaña hace que la mujer se tenga que cubrir hasta las orejas con ponchos y bufandas, solo se pueden ver sus manos que bailan con un trompo de hebras que se transforman en hilo.

La comunidad Salasaca se originó de la cultura Mitimae, que fue obligada a migrar desde Bolivia en la época incaica. Esta comunidad se asentó en un valle arenoso de 20 kilómetros cuadrados de superficie, donde actualmente habitan 18 comunas que se dedican a la agricultura y a la elaboración de artesanías.

Cerca de la población Salasaca se encuentra el páramo de Mocha, especial por sus largas planicies en las que pastan animales endémicos como llamas y alpacas. Desde allí se puede observar la cumbre del monte Carihuayrazo, hermano menor del volcán Chimborazo.

Los sitios más visitados del Ecuador

Compartir: