1
2
3
4
5
6

Flores Secas en Píllaro

Realiza todo tipo de flores secas, flores arañas, de madera y de choclo, un arte que lleva unos 30 años aproximadamente.
 
 
 
 

Flores Secas

Origen 

En la antigüedad los egipcios usaban flores secas para hacer guirnaldas olorosas y coronas que acompañaban a los difuntos en su último viaje y perfumaban sus tumbas. Secaban las flores con el mismo objetivo por el que embalsamaban a sus muertos, para prolongar la vida. 

Durante la edad media, en el huerto de los conventos no faltaban nunca las hierbas aromáticas y medicinales. Estas hierbas se secaban y se utilizaban para curar enfermedades. En esa época la práctica del secado estaba muy extendida, y las técnicas empleadas todavía son válidas, en especial el secado por suspensión, que es la más sencilla. 

La actividad de las flores secas en Píllaro, es relativamente nueva, pues tiene aproximadamente unos 30 años de antigüedad, José Gómez, propietaria del taller de flores secas Prosecc Flor, nos cuenta que fue su madre Delia Jácome, quien comenzó con esta actividad, al inicio sólo se dedicaba a fabricar y comercializar pajas y sigses disecados, con el tiempo el negocio fue creciendo, debido a la demanda de flores secas, que ahora son muy utilizadas dentro de la decoración, de esa manera fueron implantando más variedad de flores para el secado. 

Esta pequeña empresa en la actualidad realiza todo tipo de flores secas, flores arañas, de madera y de choclo. 

Materiales

  • Flores de diferente variedad
  • Colorantes vegetales
  • Agua oxigenada
  • Pegamento ecológico
  • Laca 

Elaboración

Aquí se elaboran por lo menos 40 variedades de flores secas, las mismas que provienen de la Costa, Andes y Amazonía, en este caso nos explican como es el proceso de secado de la espiga, que es muy utilizada dentro de los arreglos florales en este especie. 
La espiga es cosechada sin que haya brotado su grano, se corta y se cuelga a la luz del sol para secarse durante varios días. Cuando la espiga está completamente seca, se la sumerge en grandes tinas de agua oxigenada por tres días, con este proceso, se logra desinfectar y decolorar la planta. 

Completado el proceso, son puestas al sol nuevamente por tres días más, luego de este lapso de tiempo, las espigas pueden ser pintadas de acuerdo a nuestro gusto o necesidad, para esto se sumergen las espigas en una tina de agua con la anilina que les dará el color. Finalmente son puestas a secar al sol para que absorban la anilina. 

Lugares donde se puede encontrar

Parroquia Emilio María Terán y en varios almacenes de Píllaro. 
 

Compartir: