1
2
3
4
5
6

Artesanías en Pelileo

Denominada la "Ciudad Azul" por la confecciones de jeanes , y a la parroquia Huambaló como la "tierra del mueble"
 
 
 
 

Artesanías del cantón Pelileo

Reseña histórica

Tras la conquista hispánica, lo que hoy comprende nuestro país, se constituyó en el principal centro de abastecimiento de manufacturas textiles. Esta producción manufacturera cobró forma material en los llamados obrajes. 

Pelileo como otros cantones de la provincia de Tungurahua, antes de la llegada de los conquistadores europeos, estaba poblada por Panzaleos y grupos de mitimaes provenientes del Alto Perú (Bolivia) que fueron traídos por los Incas. La influencia de estos grupos, influyó indiscutiblemente en el desarrollo y confección de nuestra artesanía, que en esos tiempos era muy rudimentaria. Lo cierto es que esta implantación extranjera trajo consigo, muchas técnicas en el campo de la confección textil, que se mantiene aún en grupos indígenas como los Salasakas, población de suma importancia histórica y cultural perteneciente al mencionado cantón. 

A pesar de las inclemencias de la naturaleza, sus pobladores se han caracterizado desde antaño por ser hábiles artesanos, en tiempos muy antiguos aquí se desarrolló la artesanía de la cabuya, esta actividad correspondió a una franja de territorio que cubría Picaihua, Totoras hasta Pelileo, donde producían telas para costales, sogas, hamacas, costalillos y shigras, se tienen datos que hasta 1930, esta actividad se realizó principalmente en la parroquia El Rosario. Productos como la hojalatería y cestería, formaron parte también de la actividad artesanal de Pelileo, que con el tiempo prácticamente han desaparecido, a excepción de la cestería que aún se mantiene levemente en el sector de La Rabija y Catimbo. 

Acoplándose a los cambios y a las demandas del mercado, el artesano pelileño aprovechó sus habilidades innatas para la confección textil, configurando en el presente una verdadera industria dedicada a la elaboración de pantolones jeans. Gran parte de la población urbana se dedica a esta línea productiva desde hace más de 10 años, haciendo de éste, su producto emblemático, que en la actualidad permite identificar al cantón como "ciudad azul". 

Además de su tradicional especialización textil, debemos destacar la variedad de artesanías que se desarrollan en varias parroquias del cantón, como es el caso de Huambaló, apodado hoy como la "tierra del mueble" por su producción maderera destinada a fabricar los más bellos enseres, como juegos de muebles, comedor, dormitorios. En la parroquia Salasaka encontraremos maravillosos y ancestrales tejidos, que son muy solicitados sobre todo por el visitante extranjero. En Benítez la manufactura de pantuflas o babuchas, es altamente reconocida y comercializada a nivel nacional. 
 

Compartir: