El danzante salasaka

Historia del danzante del pueblo salasaka
 
 
 
 

Hace mucho tiempo habia un hombre, que año tras año le gustaba participar como danzante  en la fiesta de los barayos, tambien conocida como fiesta de los alcaldes, con el pasar del fiempo poco a poco se le fueron acabando sus recursos debido a que los mal gastaba en licor y ofras vanidades. 

  • En vista que se aproximaban las fiestas y él no podia participar porque ya no tenia lo necesario, como ropa adornos y dinero para dar de comer y. beber a todos sus invitados, decidió dejar el pueblo por temor a que se burlaran.
  • Asi que decidió marcharse hacia el sur.con dirección al Chimborazo en busca de riqueza.Caminó por un largo camino por un largo tiempo hasta cuando de la nada apareció un hombre de cabellera y barba blanca, vestimentas del mismo color. un poncho claro como las nieves de los andes y montado en un caballo blanco.
  • Este pregunto al asombrado caminante: ¿dónde vas?.
  • Él contestó: lejos donde nadie me conozca;
  • El jinefe contesto: ¿por qué?;
  • El caminante respondió: yo no tengo ropa, oro. ni joyas para volver a ser danzante asi que mejor me sali de mi pueblo....ah cierto y ¿quién es usted?. 
  • El luminoso jinete le contestó: yo soy el patron. luego invité al desdichado Salasaka a subirse al caballo, luego de esto le dijo: cierro los ojos y en poco tiempo se enconfraron en un lugar lleno de joyas y hermosas vestimemtas con bordados de oro. 
  • Después el patrón trajo tres baules diferemte tamaño y le pregunto a  su invitado: qué ropa quieres?, escoge el baul que te guste, como él invitado no era ansioso escogié el baul mas pequeñoo que contenia lo indispensable para danzar. 
  • El patron quedó asombrado por la decisión y para recompensarlo por su sencillez tomé una de sus gallinas que ponia huevos de oro y la incluyé en el baul de regalo, despué dijo: eso si, solo tienes que cumplir con una condicion, no tienes que chumarte. 
  • El visitante accedió a la petición diciendo: Si patron lo que usted diga, gracias por todo. 
  • Después de haber recogido sus obsequios el patron volvio a decir: cierra los ojos: asi volvieron al sitio de encuemtro, se despidieron y el patron desaparecio’ en el paramo. 
  • En cambio el hombre Salasaka regresó para su hogar. En el dia de la ansiada fiesta, el barayo estaba preocupado por la desaparición de su danzante preferido, de repente a lo lejos aparecié el danzante, con un atuendo tan luminoso. hermoso y espectacular que asombró a fodos los presentes. 
  • Asi todo el pueblo pudo disfrutar de sus bailes y piruetas.
  • Al final de las celebraciones el barayo lo nombro’ como el danzante principal de la fiesta.
Compartir: