1
2
3
4
5
6

Tu Heladería, helados de Patate

28 sabores de helados, son el mejor resumen de las frutas del Valle de la eterna primavera. Ven a Patate y enamórate de sus sabores.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Tu heladería se encuentra ubicada en la "Parroquia Los Andes" del cantón Patate, en la vía Patate – Píllaro, junto al parque y la iglesia parroquial. Desde Patate se toma la vía hacia Píllaro hasta llegar a la Tenencia Política de Los Andes, al lado izquierdo de la vía se toma el desvío adoquinado, a 100 m se ubica el establecimiento, guíese por la señalética.
  • Está abierto de lunes a viernes de 10h00 a 18h00, fines de semana y feriados de 10h00 a 19h00.
  • Tu Heladería, vende un promedio de 1.500 helados de Patate, cada semana.
  • Los helados de Tu Heladería se presentan con 28 sabores y tienen un costo de 85 centavos. Son helados artesanales sin químicos, sin preservantes, ni colorantes, son de ¡pura crema!.
  • El más famoso es el helado de “piña con queso”, ¡no te lo puedes perder!.
  • Ofrecen además milkshakes, batidos, ensaladas de fruta, a un precio promedio de 3 dólares.
  • Si te gustan los platos de sal, también te ofrecen ricos volqueteros de Patate a 3 dólares.
  • Son espectaculares también sus empanadas de queso, piña con queso, babaco, pizza, chocolate con maní, guayaba con queso. Las empanadas van de 50 centavos a un dólar.
  • Tienen un área verde donde personalizan cumpleaños y todo tipo de celebraciones.

De un huerto de frutas a una heladería con 28 sabores

Tungurahua es una provincia llena de frutas y Patate no se queda atrás, tal vez por eso se lo conoce como el “Valle de la eterna primavera”. Pero también Tungurahua es famosa por estar llena de emprendimientos.

Toda la provincia tiene iniciativas, hay quien se dedicó a la artesanía, otros se dedicaron a desarrollar huertos, pero en la parroquia Los Andes del cantón Patate, 2 mujeres, madre e hija, tuvieron la visión de transformar las frutas de su huerto familiar en exquisitos sabores de helados.

Vilma desde muy pequeñita, utilizaba los duraznos y guaytambos del huerto familiar, para hacer helados, postres y toda una variedad de golosinas que las compartía con su familia, y mientras observaba las risas y gestos de sus comensales, ya empezaba a pensar un negocio.

Varias ideas le venían a la cabeza, iban tomando forma y lugar, ella soñaba con un restaurante en Patate. Pero la vida es misteriosa, llena de giros inesperados y a Vilma la sorprendió cuando en un almuerzo familiar en un domingo, entre bromas nació la idea de un negocio.

¿De qué? preguntó su padre y ella con certeza respondió: Vamos a hacer una heladería con las frutas de nuestro huerto.

Eduardo, el papa de Vilma, no dudó un minuto, respondió: ¡Hagámoslo! Ese almuerzo fue un domingo, el lunes ya estaba la familia entera en el huerto observando y midiendo el mejor lugar donde construir su heladería, y esa misma tarde un maestro albañil colocaba la primera piedra.

¡De una heladería a una soda bar y por qué no, un asadero!

La idea nació en marzo, ya para abril, este grupo de emprendedoras estaba planificando el estreno de su local.

Para ello pensaron en una estrategia de promoción, se valieron de una feria frutícola de la parroquia para la que compraron una congeladora y con 400 helados marcaron el inicio de su aventura.

Un letrero gigante que aún conservan daba testimonio de su convicción: Próximamente en la parroquia Los Andes.

El 18 de abril del 2015, tiraron la casa por la ventana y realizaron su evento de lanzamiento. Fue el boca a boca de sus vecinos y de otros no tan cercanos que a través de redes sociales daban testimonio de los espectaculares sabores de estos helados.

No les ha faltado clientes, es más desde ese abril del 2015 hasta la fecha, todo ha prosperado, pasaron de 12 sabores a ofrecer 28 y ya van por la tercera remodelación de su local,

Ahora dan cabida a las ideas de otros miembros de la familia, por ejemplo: el hermano de Vilma estrenó un asadero que para mantener la tradición, se llama: “Tu asadero Los Andes”.

La hija de Vilma no se quedó atrás y estreno “Agustina Golosina” que se especializa en utilizar las frutas del huerto para brindar: cócteles, bajativos, mojitos.

Tres negocios, sueños de Vilma y su madre Carmita Guerrero, que ahora son un símbolo de orgullo para la parroquia, Los Andes en el cantón Patate, pueblo mágico de Tungurahua.

Compartir: