La Finka Cafetería & Huerto en Patate

Cosecha duraznos, mandarinas, naranjas, aguacates, arándanos y tunas en este hermoso huerto de Patate, o si prefieres saborea toda esta fiesta de sabores en deliciosas tortas recién salidas del horno.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • La Cafetería La Finka, está ubicado en la parroquia Los Andes en el cantón Patate, kilómetro 8 de la vía Patate - Píllaro.
  • Esta hermosa finca tiene un huerto con siete variedades de frutas, con producción agroecológica, recolección de frutas de temporada, venta al peso y visitas guiadas al huerto.
  • En su cafetería encontrarás tortas, panes, sánduches y helados, siendo los más solicitados la torta de mandarina y de aguacate, el sánduche en pan de espinaca y los helados de aguacate y mandarina; todo preparado con los frutos de la finca.
  • El precio de las tortas va desde los $12 dólares.
  • El valor del ingreso al Huerto la Finka es de $2 dólares para adultos y $1 dólar para niños, que incluye un recorrido guiado de 45 minutos por toda la huerta, incluye además todas las frutas que puedas comer en el recorrido; y si se desea sacar frutas, estas se venden al peso.
  • Atiende fines de semana y feriados de 09h00 a 20h00 y entre semana previa reservación.

El universo conspirando a su favor

Creo firmemente que cada proyecto tiene su tiempo perfecto, pueden pasar por meses, años, incluso décadas como simples ideas, hasta que llega ese instante en que todas las estrellas se alinean, apuntando claramente el norte de los sueños.

  • Escena 1: Patricio Velasco dedicó su vida al trabajo en campos petroleros de la Amazonía ecuatoriana, pero le llegó el momento de retirarse y por supuesto regresar a su Patate querido. De pronto toda la experiencia ganada en la ejecución de cientos de proyectos, tenía ahora un nuevo reto por cumplir.
  • Escena 2: Piedad Vasco por años cultivó una habilidad indiscutible en la preparación de todo tipo de tortas, algo inevitable si se entiende que Patate es famoso en toda el Ecuador, por la sorprendente variedad de frutas que se cultivan en sus tierras. Pero llegó ese instante, en que ya con los hijos con su propio destino, sintiera el deseo de compartir la sazón de la gastronomía de Tungurahua.
  • Escena 3: Álvaro Velasco luego de varios años de estudio alcanzó su meta, al fin se graduó y ya con título en mano y con un nuevo trabajo; los fines de semana se le hacían largos; a él también le llegó el momento de escapar del ruido de Quito para sumergirse en la paz de su Patate del alma.

Álvaro es el hijo de Patricio y Piedad, y estos momentos específicos de sus vidas, coincidieron a inicios del 2020 para abrir las puertas de la huerta familiar; el mejor pretexto para que Álvaro regresará religiosamente todos los fines de semana a Patate; la mejor oportunidad para que Piedad disfrutará de los suspiros que los turistas dan al comer sus tortas; y el mejor reto para que Patricio pudiera devolver todo el conocimiento acumulado, a la tierra que le vio nacer.

Agroturismo en la parroquia Los Andes de Patate

Patate es el primer Pueblo Mágico de Tungurahua, los turistas de todas las regiones del Ecuador y últimamente de todo el mundo, llegan a estas tierras en busca de sus famosas arepas de zapallo, o de las empanadas de babaco, otros llegan a conocer las tradiciones que giran alrededor del Señor del Terremoto, patrono de este pueblo que debió reconstruirse luego de un terremoto que lo devastó. Pero sin duda, la fama de este pueblo que goza de espectaculares paisajes de la Sierra centro del Ecuador, decorado con los añiles y carmesís de sus atardeceres que juegan con la imponente figuras de la mama Tungurahua; está en la riqueza de los frutos que crecen en sus tierras.

Piedad, Patricio y Álvaro, impulsaron hace más de una década un huerto especializado en la producción de duraznos, mandarinas, naranjas, aguacates, arándanos y tunas. Durante esos años de comercializar las frutas, los Velasco comprendieron como para muchos de sus clientes, la producción de las frutas era todo un misterio. Y no es broma, Piedad recuerda como los niños no sabían con certeza de donde salían las frutas, si aparecían de repente en plantas o si colgaban de árboles o entre risas, si aparecían en cajas de cartón.

Los Velasco además comprendieron que a más de comprar las frutas los clientes querían entrar a la finca, Patricio nos cuenta que luego de pagar por las frutas se podía sentir como los clientes querían ellos mismos cosecharlas.

En otras palabras, a esa conspiración de las estrellas, se integró el deseo de los clientes que de apoco empezaron a comportarse como turistas; de ahí que la Finka ofrece una completa experiencia de agroturismo en Tungurahua, ahora los Velasco se divierten enseñando a los niños como son las semillas de las frutas, como se siembran y se cuidan hasta poder cosecharla. Ahora los turistas pueden aprender todo el proceso de producción, mientras caminando por el huerto pueden saborear las frutas que con sus manos cosechan.

Si en este punto de la lectura te estás preguntando si los aguacates se dan en una planta o en un árbol, o si te invade la duda de saber en qué temporada son más dulces los duraznos, creo que es hora que alistes tus maletas y te dirijas a Patate, decenas de hosterías en el Valle de la Eterna Primavera, o los restaurantes de Patate, y experiencias de turismo, te estarán esperando para brindarte la oportunidad de ser consciente de la generosidad de los campos de la provincia de Tungurahua.

Compartir: