Dulcifresa, mermeladas artesanales en Cevallos

50 sabores de mermeladas hechas con pura fruta. Menos azúcar, menos conservantes, para un producto natural y saludable que llena de orgullo a Cevallos.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Dulce y fresa ofrece 50 sabores de mermeladas, dulce de guayaba, dulce de membrillo, tortas con pedacitos de frutas duraznos (kiwi, fresa) y también fresas con crema chantillí y fresas con chocolate.
  • Las fresas y las mermeladas de frutimora, piña, guanábana, kiwi y membrillo son las más demandadas por los turistas. Los precios van de 1 dólar a 8 dólares.
  • El punto de venta en la parte exterior del coliseo del cantón Cevallos, atiende los fines de semana y feriados de 09:30 a 19h00.
  • La fábrica está ubicada en la calle España y los Capulíes (a 4 cuadras de la estación del tren, siguiendo la vía en dirección sur, en el barrio Primero de Mayo).
  • Cuenta con parqueadero y áreas verdes ideales para pasar en familia.
  • La fábrica atiende desde las 08h00 hasta las 19h00 de lunes a domingo.
  • En la fábrica los turistas pueden observar todo el proceso de producción de las mermeladas, visitar el huerto y cosechar fresas, a un costo de 1.20 dólares la libra. 

Al terminar la universidad, seré empresaria

Los caminos que llevan a la consolidación de emprendimientos son muy variados. Hay quienes encuentran una oportunidad que les invita a lanzarse, la necesidad en otros casos, es el motor que impulsa a dar el salto. Pero hay muy pocos casos como el que contamos en esta historia.

Ni oportunidades, ni necesidades, fue la determinación de una niña la que diseñó el camino para la creación de una pujante empresa. Determinación, pues cuando Maribel Valle tenía 13 años decidió se empresaria.

En medio de las tareas escolares esta niña formulaba con precisión su meta, haría empresa con las frutas de Cevallos.

Cuando cumplió 17 años recibió una clase de cómo hacer mermeladas y le encantó desde varias perspectivas, primero porque le gustaba la cocina, también le gustaba la química, pero le gustó mucho más, pues en esa clase encontró el ingrediente que le faltaba a su propósito.

Generoso universo

Maribel cree, que el universo es generoso con las personas que saben pedir bien. Una cosa es desear tener una empresa, y otra cosa, muy distinta es desear hacer una empresa de mermeladas con las frutas de Cevallos al terminar la universidad.

Para cumplir su meta, Maribel no perdió tiempo, empezó vendiendo manjares de leche a sus compañeros del Colegio de Agricultura Luisa Martínez donde obtuvo el título de Tecnóloga en Agroindustrias.

Luego a los de la Escuela Superior Politécnica Amazónica donde se graduó de Gerencia Industrial. En el 2010, ya con su título en mano, cumplió su meta al fundar su empresa, tal y como se lo había pedio al universo.

Hoy su empresa llena de orgullo al cantón Cevallos, pues en ella se desarrollan las mejores prácticas industriales, lo cual eleva el nivel de producción de decenas de emprendedores, que, como Maribel, buscan mejores días para los habitantes de la provincia de Tungurahua.

Compartir: