Colada Morada en Atocha, Ambato

La colada morada es un bebida tradicional del día de los difuntos, pero en Atocha en Ambato, la encuentras todos los días del año.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • La Asociación 2 de Noviembre es una unión de artesanos que conserva los sabores gastronómicos de la colada morada y empanadas con diferentes rellenos.
  • Esta bebida tradicional identifica a esta parroquia desde hace mucho tiempo atrás, guarda un exquisito sabor y se la sirve acompañada con pasteles o también llamados empanadas de viento rellenos de queso, carne, pollo o camarón.
  • Los horarios de atención son de 8:30 a.m., a 2pm, y en la tarde desde las 6pm hasta las 10:30pm, de lunes a domingo.
  • Los precios son muy accesibles, pues cuesta apenas 1 dólar el vaso de colada grande con una empanada de queso, pero si quiere empanada de carne o pollo el precio es de 1,25 dólares.
  • Estamos ubicados en el sector Atocha, avenida Rodrigo Pachano en Ambato
  • Esta ubicada en el sector de Atocha siguiendo la av. Rodrigo Pachano, las empanadas y colada morada se expenden en carpas ubicadas en la calle principal y alrededor del parque.

Colada morada en Ambato

Hilda Ortega, tiene 64 años, pero no los aparenta. Se nota que el trabajo la tiene joven, con energía y siempre con ganas de seguir adelante.

Actualmente se dedica a su emprendimiento de empanadas y colada morada, ella eligió dedicarse a preparar esos manjares, porque, como a muchos, la necesidad la iluminó.

Se dio cuenta que la colada morada solo la hacían el fin de semana, pero como a todos nos encanta en cualquier día de la semana; la empezó a vender entre semana también.

Vende desde sus 23 años la colada, aprendió a preparar este manjar de su “mamacita”, como ella le llama cariñosamente, (su rostro se ilumina al pensarla, en sus ojos hay gratitud y añoranza).

Recuerda que cuando niña sus padres y ella solían hacer la colada morada y las guaguas de pan, en una panadería, para la casa. También recuerda que su madre tenía un gran corazón, y compartía en ollas la coladita a sus vecinas, que tal vez no podían disfrutar de ese manjar.

Hilda nos cuenta con alegría que los turistas, como parada obligatoria van a tomar un “vasito de colada morada”, porque, aunque fuera solo de paso, es imperdonable no degustar al menos un vaso de colada.

“Si no lo hacen, es como prácticamente no haber ido a Ambato”, nos dice con una sonrisa amplia.

Hace 19 años, 4 vendedoras de colada morada se agruparon para constituir una agremiación de vendedoras. Ahora son 19 compañeros de la asociación, varios compañeros que a diario brindan sabores ancestrales y alegran corazones con sus deliciosos sabores.

En Atocha, un conocido barrio ambateño, pueden encontrarlos todos los días, para que puedan consumir sus productos.

La tradición de la colada morada tiene más de 40 años, la acompañaban con el pancito de horno de leña.

Esta tradición de la colada y el pan de horno a leña, viene de la familia Pazmiño, quienes vendían solamente los fines de semana, sin embargo, el gremio empieza a expenderla diariamente, de lunes a domingo, los 365 días del año.

A Hilda se le ilumina el rostro cuando nos habla del gran orgullo de sus productos, de haber sido una de las pioneras de esta tradición ambateña y ecuatoriana.

Nos inspira su sencillez y entereza, nos conmueve el amor que le pone a su oficio. Para despedirnos, nos dijo que nos garantiza la mejor colada del Ecuador, una sonrisa, y siempre el afecto a todos quienes vengan.

Sin duda alguna, vale la pena venir a Ambato a comerse un pancito de leña, o una deliciosa empanada de queso, carne, o pollo, con un vaso de la magnífica colada morada.

Compartir: