Makiruray Kuna, artesanías con cáscara de naranja

Marikuray Kuna es un sitio que te permite observar y adquirir artesanías elaboradas con cáscara de naranja y semillas. Se puede encontrar cestas, aretes, pulseras, adornos, nacimientos, representaciones humanas.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

Observación del proceso de elaboración de variedad de artesanías en cáscara de naranjagranadilla, limón y semillas. Todas las artesanías conservan detalles minuciosos elaborados a mano.

  • Horario de atención: Taller: lunes a viernes previa cita y en el Almacén de lunes a viernes de 09h30 a 18h30.
  • Los precios oscilan entre 1,50 hasta 150 dólares. Dependiendo de la complejidad de la artesanía.
  • No cabe duda de que es un trabajo realmente hermoso e irrepetible y vale la pena lucir una de esas creaciones en la casa u oficina, o negocio. Nos garantiza calidad, algo novedoso, original, aromático y hecho a mano con esfuerzo.
  • En el Taller nos encuentras  en el Pasaje Arízaga entre Noboa y Camaño y Aguilera Malta, sector Bodesur y el almacén: calle Río Yasuní y Río Coca, barrio El Dorado.
  • Inés vende estos productos en el Parque de la Familia de Quisapincha, y en su tienda cerca de la universidad de Huachi Chico y en las ferias a las que asisten en Ambato y fuera de la provincia.
  • Las artesanías de los músicos son los que más se venden, la gente tiene una fascinación por ellos y por lo tanto son los que más demanda tienen.

Artesanías en Naranja -  Makiruray Kuna

Inés del Carmen López, tiene 49 años, oriunda de Ambato. Inició con esta actividad porque le nació, porque le apasionó. Trabaja con la cáscara de naranja desde hace 10 años, sin embargo, en la actividad artesanal ya lleva más de 15 años. También se dedican a la artesanía sus hermanos y su hija.

Empezó a trabajar con la materia prima de la naranja haciendo fachadas para los nacimientos, sin embargo, también utiliza mandarina, toronja, pepa de guaba, las semillas de los frutos.

Se dio cuenta que no utilizaban ese insumo para realizar artesanías y por sugerencia de su hija empezaron a experimentar con la naranja, así que ahora hacen muchos tipos de hermosas creaciones a partir de ese material.

Les llevó aproximadamente un año conocer bien su insumo, porque hay tipos de naranjas, clases, la época en la que hay la mejor naranja, además de su proceso.

Ahora no solo hacen bisutería, sino también hacen grandes figuras de temas ancestrales. Además han ido involucrando otros materiales parecidos, como la naranja, al pomelo, etc. Para sumarlos a su producción.

El proceso inicia con la compra de la naranja en mayo, junio, julio y agosto. Escogen una clase de naranja para cada creación, así como también para otros trabajos escogen la toronja. Tiene mucho que ver los colores de las que son escogidas, puesto que eso le dará un matiz a cada pieza.

Después de adquirir la naranja y toronja, las lavan, desinfectan y someten a un proceso con distintos elemento. Es un proceso complejo y manual para poder obtener la característica precisa para cada creación.

Inés investiga para hacer sus diseños, los estudia, para que cada pieza sea única y original.

Nos cuenta que su arte es positivo para el turismo, ya que es algo nuevo, ella ha innovado y le ha dado un uso ornamental a un material que regularmente se lo desecha.

Estas creaciones llaman la atención y enamoran a quienes las ven. Se han constituido como un atractivo más de la región. 

Al visitar varias ferias se siente orgullosa de decirles que son ambateñas, y de sentir el reconocimiento de las personas a su arte.

Tienen productos por temporadas, lo que sí tienen todo el año es bisutería. Hacen nacimientos por temporada, tejidos, decoraciones, figuras, cestos, cuadros, muñecas, músicos, pianistas, guitarristas, y todo lo que su imaginación le inspire.

Compartir: