Complejo Turístico Revolution

En la parroquia Atahualpa de Ambato, este complejo turístico te espera con una piscina semi olímpica, piscina de niños, piscina polar, sauna, turco e hidromasaje. Ideal para compartir momentos de relax con toda la familia.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Está ubicado en la parroquia Atahualpa de Ambato, en la avenida 22 de Enero y Pasaje Cenepa.
  • El complejo turístico ofrece servicio de piscinas (semi olímpica y de niños), sauna, turco, hidromasaje y piscina polar; no olvides tus sandalias y gorra de baño. El costo de entrada es de 7 dólares para adultos y 4 dólares para niños.
  • En Revolution American Grill, una amplia variedad de carnes asadas, hamburguesas tipo americanas, pollos asados, borrego asado, chuletas y costillas bbq, te esperan con precios que van desde los $1.50 a $15 dólares.
  • Atiende de martes a viernes de 15h00 a 21h00; sábados, domingos y feriados de 09h00 a 21h00; cuenta con parqueadero.

Mis locas ilusiones me sacaron de mi pueblo…

Luis Mayorga nació en Atahualpa, una parroquia de la ciudad de Ambato, capital de la provincia de Tungurahua; desde pequeño soñaba con comerse el mundo; mientras jugaba en el jardín de un terreno de su padre, sintió un loco impulso por buscar suerte en otras tierras. Cuando llegó a EEUU, nunca pensó que su visita en busca del sueño americano, duraría 20 largos años.

Ya en la Yoni, Luis se hizo adulto, se casó y tuvo 2 hijos gringuitos; trabajó incansablemente, pero luego de cada alegría, de cada momento de felicidad y éxito una melodía recorría se mente:

“ahora que conozco la ciudad de mis dorados sueños,
y veo realizada la ambición que en mi querer forjé,
es cuando el desengaño de esta vida me entristece,
y añoro con dolor, mi dulce hogar”

Junto a su esposa, Luis comprendió que la hora del retorno a su viejo Atahualpa había llegado, y así con 20 años de experiencia y un capital ahorrado regreso a generar trabajo. Ya son 14 años del día en que abrió las puertas de su complejo turístico, en el terreno de su papito, en ese donde niño jugaba; rápida y eficientemente levantó una infraestructura impecable llena de áreas húmedas, que dicen los visitantes, están llenas de energía.

¡Y nada que llegaban los turistas!

Pero la vida, tenía preparada una prueba para Luis, pues a toda la pasión y adrenalina que invirtió en construir su complejo, le siguieron días, semanas y meses de mucha tranquilidad, ya que los turistas no llegaban, o al menos no llegaban en las cantidades que Luis había proyectado. Quién sabe, tal vez la vida quiso nuevamente probar la paciencia y entrega de este Luis ya adulto, tal vez, la vida quería comprobar si la paciencia y energía del jovencito que llegó a Manhattan estaba intacta.

¡Y claro que lo estaba! Faltaba más, al contrario, ahora a la paciencia y a la energía, se le había sumado la experiencia y hasta un poquito de sabiduría. 2 años le tomó a Luis ejecutar toda una serie de acciones de relaciones públicas, gestiones y campañas; para ver a su complejo recibir un flujo constante de muchos más turistas de los que había proyectado. Hoy su complejo es un lugar destacado en la oferta turística de Atahualpa; los turistas llegan más que a nadar, en busca de relax y sanación.

Luche como varón para vencer y pude conseguirlo…

Hoy Luis junto a sus hijos, impulsan el crecimiento del complejo, para ellos la crisis del COVID-19, si bien los golpeó fuerte, no logró tumbar a estos tungurahuenses que saben bien, lo que es luchar y empezar desde cero.

Así que, querida amiga, si estás pensando buscar tus sueños en el exterior, anímate a visitar Atahualpa en la provincia de Tungurahua, y mira como en muchas ocasiones, los sueños se pueden alcanzar, en el patio de la casa, donde de niña jugabas.

Compartir: